6 de marzo de 2010 12:43 PM
Imprimir

Chile  –   SNA estima que PIB agroalimentario en juego por terremoto llega a los US$ 9 mil millones

Las complicaciones de conectividad y falta de combustible en la zona sur están generando bastantes problemas en el sector agro alimentario, luego del terremoto que azotó al país en la madrugada del sábado.

Una preocupación no menor, considerando que las zonas más afectadas, que van desde la V a la VIII regiones, están en juego el 75% del PIB agrícola nacional, que alcanza los US$ 9 mil millones, según explicó Ema Budinich, gerente de estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA).

De ahí la preocupación del gremio por solucionar cuanto antes las dificultades que está enfrentando el sector.

En ese sentido, el presidente de la SNA, Luis Mayol, indicó que de todos los sectores productivos, donde se tienen más problemas es en el vitivinícola, al generarse serios problemas de infraestrutura y, por ende, dificultades con el almacenaje del vino.

El gerente general de la Corporación Chilena del Vino, Antonio Larraín, explicó que "los sectores más complicados están en la VI y VII regiones, donde se encuentran el 70% de las viñas".

Agregó que, si bien hay una capacidad instalada de 180 millones de litros de uva en el sector, actualmente hay en stock 900 millones de litro en estanque. "Un primer sondeo apunta que el 20% de esas instalaciones están comprometido. Es el primer balance que se puede hacer", dijo.

Si bien Larraín descartó un desabastecimiento en las exportaciones de vinos, donde se envían al exterior 600 millones de litros de uva, sí adelantó que "va a significar un periodo más estrecho en lo que es inventario y abastecimiento internacional".

Viñas evaluando pérdidas

Analizando los efectos del terremoto se encuentra la gran mayoría de las compañías vitivinícolas.

Juan Sutil, de Viña Sutil, explicó que "perdimos buena parte de los productos terminados y un 15% de los que teníamos en stock o en bodega. Los daños materiales los recuperaremos con el seguro, y los stocks, con la cosecha que va a entrar en los próximos 60 días. Pero el daño es muy parecido a lo que me tocó ver anteayer en diferentes bodegas".

Agregó que "en una semana estaremos operativos y funcionando".

José Guilisasti, integrante del directorio y gerente agrícola de Viña Emiliana, en tanto, dijo que "de las cuatro bodegas que tenemos (en distintos valles), sólo una presentó complicaciones, que es la de Colchagua, donde se rompió uno de los estanques", dijo.

Agregó que "está todo asegurado y, en seis meses más, va a estar todo arreglado".

El grupo San Pedro Tarapacá, en tanto, se encuentra evaluando los daños de todas sus viñas, entre las que se encuentran Altair, Tarapacá, Santa Helena, Misiones de Rengo.

Para ello designaron a un comité de emergencia y se reforzaron los equipos para recuperar la normalidad en las operaciones.

Sector frutícola en plena cosecha

El presidente de la Federación de Productores de Fruta (Fedefruta), Rodrigo Echeverría, señaló que si bien el terremoto no ha causado aún pérdidas de producción de fruta, sí podría ocasionarlo la falta de accesos, pues la industria está en el peak de la cosecha, sobre todo en lo que se refiere a la uva de mesa y manzanas, donde falta extraer el 50% y 60% de la producción, respectivamente.

Por ello es que "la conectividad es básica para el abastecimiento de verduras a Santiago, como en el proceso de exportación al extranjero. La mayoría de los productos necesitan llegar a un centro de preparación y, desde ahí, redistribuirse. Por ello es que la gran mayoría de las pérdidas se pueden producir de aquí hacia delante", dijo.

Y eso se debería, precisamente, porque al estar en la cima de la cosecha, a la semana se están exportando casi 12 millones de cajas con frutas, que si no cuentan con la distribución a tiempo, gatillaría grandes dificultades al sector.

Pese a que no estimó pérdidas iniciales, como gremio, ya iniciaron los contactos, a través de mail, con todos sus asociados frutícolas para recabar antecendentes y poder cuantificar los daños y posibles pérdidas en el sector y, de esta manera, poder realizar un informe preliminar para entregarlo a la autoridad pertinente.

J.C. Prado/ F. Orellana

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *