4 de diciembre de 2012 00:48 AM
Imprimir

La poderosa agroexportadora que quiere Moreno

El secretario de Comercio Interior inició gestiones para que la Asociación de Cooperativas Argentinas forme parte de Capeco, la polémica Cámara Exportadora oficial.

Desde hace un tiempo atrás el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, viene realizando intensas gestiones para que la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) integre la polémica Cámara Argentina de Productores y Exportadores (Capeco).

Es que el funcionario está obsesionado con la idea de formar un gran polo concentrador de exportaciones agrícolas en Capeco (dirigido por el dirigente rural ultrakirchnerista Ider Peretti) como una forma de establecer un contrapeso político a Ciara-CEC.

De hecho, sus dos últimas incorporaciones fueron Agricultores Federados Argentinos (AFA) –una cooperativa vinculada a Federación Agraria- y Monsanto –una de las principales empresas de biotecnología, semillas y agroquímicos del mundo-.

Sin embargo, y a pesar de los insistentes pedidos por parte de Moreno, el pase oficial para que ACA forme parte de Capeco y haga efectiva la requisitoria de permisos de exportación (ROEs) a través de la Cámara K aún no se concretó por diversas razones.

En este sentido, fuentes del sector aseguraron a La Política Online que las máximas autoridades de ACA ya evaluaron las ventajas y desventajas de pertenecer a Capeco y que todo indica que en poco tiempo más se inclinarían por sumarse a la Cámara.

“El sistema de exportaciones en la Argentina está muy politizado; por eso en ACA están esperando el momento político más conveniente para concretar el pase a Capeco. No creo que pase mucho tiempo para que eso ocurra”, dijo una de las fuentes consultadas.

ACA es integrante de Coninagro. La entidad –si bien sigue integrando formalmente la Mesa de Enlace junto a CRA, FAA y SRA– es la más alineada con las políticas instrumentadas por el Gobierno nacional.

Vale aclarar que en los últimos tres años, ACA inició una fase de importantes inversiones en almacenaje y transformación de materias primas agrícolas, la cual viene siendo financiada en su mayor parte por fondos públicos, tales como “Créditos del Bicentenario” y diversas facilidades crediticias aportadas por el Banco Nación.

Cómo funciona ACA

El gobierno de ACA está en manos de un Consejo de Administración integrado por un presidente, vicepresidente, secretario, prosecretario, tesorero, protesorero, síndico y seis vocales.

El Consejo de Administración es elegido en una asamblea de delegados integrada por representantes de todas las cooperativas asociadas a ACA. No se trata de una elección propiamente dicha, sino más bien de una distribución de cargos previamente consensuada entre dirigentes que cuentan con experiencia en el ámbito institucional cooperativo.

El actual presidente de ACA, Daniel Biga. Proviene de la Cooperativa Agropecuaria “General Paz” de la localidad cordobesa de Marcos Juárez. Antes de ocupar su actual cargo en ACA, había sido coordinador del Consejo Central de Juventudes Agrarias Cooperativistas.

La tarea del Consejo de Administración es definir la estrategia comercial y de inversiones de ACA y controlar la gestión realizada por los gerentes (empleados), los cuales suelen ser formados desde jóvenes en el ámbito de ACA para que adquieran con mayor ímpetu los valores presentes en la cultura cooperativista.

ACA en números

Actualmente ACA cuenta con una capacidad de almacenaje de 7,10 millones de toneladas de granos en plantas de silos de cooperativas socias, de 856.000 toneladas en los centros de desarrollo cooperativos y de 666.000 toneladas en las terminales portuarias (donde además tiene capacidad para almacenar 51.000 toneladas de aceite).

De la originación total de cereales y semillas oleaginosas de ACA, aproximadamente el 35% se comercializa en el mercado externo atendiendo en forma directa los requerimientos de las industrias y consumidores finales, siendo los principales productos trigo, maíz, soja, sorgo, girasol, arroz, harina de soja, aceite de soja, miel y jugos de frutas.

ACA cuenta con 34 centros de desarrollo cooperativos propios y 156 cooperativas de primer grado asociadas que en conjunto nuclean a unos 50.000 productores localizados fundamentalmente en la región pampeana. Los CDC operan como filiales de ACA dedicadas a originar granos y comercializar agroinsumos y brindar asesoramiento comercial.

Las cooperativas asociadas, que ingresan a ACA luego de realizar un aporte en concepto de capitalización, conservan la autonomía de la gestión de los bienes producidos por sus socios.

Los negocios de ACA

Dos de los proyectos más importantes –financiados con créditos oficiales a tasas subsidiadas– que está llevando adelante ACA son la construcción de una planta de etanol en Villa María (Córdoba) y un criadero de cerdos (Yanquetruz) en Juan Llerena (San Luis). Además tiene en carpeta un proyecto de maltería por realizar en la terminal de Quequén (que se encuentra congelado debido a la elevada conflictividad sindical y transportista presente en esa zona).

La planta de ACA Bio, que está siendo construida por ACA en sociedad con otras 63 cooperativas asociadas, debería comenzar a operar a comienzos de 2014. Será abastecida principalmente con maíz para generar 145.000 m3/año de etanol –que será destinado en un 100% al corte interno de nafta con etanol del 5%– y un volumen considerable de granos destilados de maíz, los cuales serán comercializados fundamentalmente entre los tambos de la cuenca lechera de la zona de influencia de Villa María.

La principal fuente de ingresos de ACA es la comercialización de granos originados en los CDC y las cooperativas asociadas. En el ejercicio 2011/12 ACA comercializó 14,19 millones de toneladas, la cifra más alta en los 90 años de vida de la cooperativa. Con tal volumen, ACA es el mayor originador de granos del país.

Tiene también una planta de producción de agroquímicos y productos veterinarios en la ciudad de Campana (Buenos Aires), una fábrica de alimentos balanceados en San Nicolás (donde se produce el “Ruter” para el destete hiperprecoz del ganado bovino), un frigorífico porcino en Justiniano Posse (que opera las marcas Magret y Trozer) y un criadero de semillas de maíz, girasol, sorgo y soja en Pergamino y otro de trigo en Cabildo (Buenos Aires).

Además, ACA es uno de los principales exportadores argentinos de miel, contando para ello con una planta de homogenización de dicho producto en Pilar (Buenos Aires).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *