7 de marzo de 2010 17:10 PM
Imprimir

Hay mermas en los rindes de las semillas iglesianas

Al igual que en la mayoría de los sectores de la producción agrícola local, las lechugas, los porotos y otras de menor importancia tuvieron pérdidas por factores climáticos y falta de agua de riego. Los productores, muy preocupados.

En la temporada actual, se están cosechando las distintas variedades de semillas de lechuga en el valle iglesiano. También las diferentes especies de porotos que desde antaño se cultivan en el rosario de pueblos que caracterizan este hermoso departamento.

Lejos están los chacareros de llegar a superficies como las registradas en el censo por el Departamento de Hidráulica, de la temporada 2006/7 en las que se totalizaron 548,7 hectáreas, básicamente de lechugas y porotos, un poco de cebolla, alfalfa y otros de menor importancia.

Nolberto Reverendo, conocido productor de la zona de Bella Vista nos decía en una finca que ya no se hace tanta semilla de lechuga, en parte porque ahora los productores grandes de Buenos Aires, Mar del Plata y otros centros de consumo importantes utilizan las bandejas con plantines (speedlings) y cuentan las semillas de a gramos para la compra. Todo ha cambiado.

Otros productores, con plantaciones del lado de Las Flores comentaron a Suplemento Verde que dejaron de venir a adquirir simientes empresas de la Capital Federal, en parte porque nunca hubo seriedad en el tema comercial, ni precios acordados de antemano, ni entregas de los productores a conciencia a una firma semillera, hubo de todo.

Hoy, con los números finitos, tampoco se puede hacer un par de hectáreas para ver que pasa. Y esto se traduce en menor superficie cubierta.

Además, como nos contaba Pelusa Ponce de una cooperativa de agricultores de Bella Vista que trabaja en lechugas, porotos, zapallos y algo de maíz y alfalfa, en esta temporada la escasez de agua afectó mucho al campo y los lotes de ellos para con Fecoagro Ltda y algunas empresas nacionales tuvieron mermas. De 350 kilos por hectárea que otros años sacaban, llegaron a 250 aproximadamente.

El sitio es privilegiado en cuanto a naturaleza, hay tradición en la materia, pero tienen numerosos factores que les están jugando en contra en los últimos tiempos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *