8 de diciembre de 2012 17:29 PM
Imprimir

El agente de vaca loca en Brasil no afectaría Uruguay

El animal no murió de la enfermedad y fue faenado.

Se detectó la presencia de prion, un agente infeccioso de vaca loca, en un ejemplar que fue faenado en el estado brasileño de Paraná en el año 2010. Para Uruguay no habría consecuencias importantes, según veterinarios y el gobierno.

De acuerdo a un comunicado oficial el Ministerio de Agricultura Pecuario y Abastecimiento de Brasil declaró que “con relación a la muerte de una vaca bovina ocurrida en el estado de Paraná en el 2010”, se “descubrió que el animal tenía el agente causante de la Encefalopatía Espongiforme Bovina -también conocida como mal de la vaca loca-, sin embargo, no se detectó que esta fuera la causa de su muerte.

A su vez, aclaró que “el episodio no refleja ningún riesgo para la salud pública o la sanidad animal, teniendo en cuenta que el animal no murió debido a la enfermedad” y aseguró que “la OIE (Organización Internacional de Epizooteas) en comunicación oficial mantuvo la clasificación de Brasil como un país de riesgo insignificante de vaca loca”.

A nivel local diferentes actores del sector agropecuario consultados por El País indicaron que no se darían consecuencias de fondo para Brasil ni que afectaría a Uruguay en los mercados internacionales.

 La detección fue realizada por un laboratorio inglés, luego de que la muestra pasara por laboratorios regionales y nacionales de Brasil.

El director ejecutivo de la Asociación Brasileña de Industrias Exportadoras de Carne, Fernando Sampaio sostuvo que no existirán restricciones de tipo alguno para la exportación de carne brasileña, aunque en la práctica, sin llegar a generar alarma reflejó preocupación en diferentes actores del sector cárnico de esa nación.

Sampaio también manifestó que si existieran problemas a nivel comercial para ingresar a determinados mercados se realizarían los reclamos correspondientes frente a los organismos internacionales que corresponda, con el fin de revertir la situación.

URUGUAY. El presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay (SMVU), Carlos Morón, explicó que no es un riesgo que la enfermedad llegue a Uruguay ya que no es de tipo infecto-contagiosa, sino que se transmite desde los alimentos que los animales consumen, como la harina de carne, hacia ellos.

En tanto, el director de Sanidad Animal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Federico Fernández dijo a El País que si bien el hecho no afecta a Uruguay de forma directa, que se haya detectado por primera vez un caso de este tipo en la región no es positivo en absoluto, ya que “cuanto más lejos se esté mejor”.

Si bien en teoría podría potenciar a Uruguay comercialmente en mercados en los que ambos compiten, si es que por alguna razón estos no optaran por adquirir carne de ese país, en la práctica “Brasil tiene una enorme fuerza en comercial, y superará este hecho rápidamente”, indicó Morón.

Por su parte, el broker Alejandro Berruti indicó a El País que esta situación no afectaría a Uruguay comercialmente, sino que por el contrario lo posicionaría aún más en base a su buen status sanitario. “Esto podría representar una barrera para Brasil en mercados de mayores exigencias como Europa, pero en aquellos que necesitan un gran volumen de carne como Rusia no significará alteraciones”, expresó.

El presidente del SMVU dijo que “Brasil tiene la suficiente capacidad como para regionalizar llegado el caso lo que ocurrió en Paraná, y declarar a los demás estados como libres de este problema, como ya lo ha hecho en el pasado con otros inconvenientes”.

Uno de los aspectos que más llama la atención es la diferencia de tiempo entre que se produjo el caso, y que se confirmó el agente infeccioso, dos años. Fernández, indicó que según información con la que cuenta, esto se debe a una demora en el envío de la muestra entre el laboratorio local y el nacional en Brasil, aunque desconoce los motivos del inconveniente. En una situación normal, el jerarca sostuvo que se demoraría solo semanas en obtener los resultados definitivos.

La razón de por qué la OIE no cambió el status de “riesgo insignificante de vaca loca” que posee Brasil, se debe a una serie de factores tales como que es un caso excepcional, y que ese país cumplió poco tiempo atrás con los requisitos necesarios para llegar a dicho status. Además el jerarca indicó que “Brasil es un país muy robusto, un exportador de carne con mucha fuerza comercial y superará este hecho rápidamente”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *