8 de marzo de 2010 07:20 AM
Imprimir

La recomposición de vientres depende del precio del ternero

Invernada firme en remates, pero floja en negocios particulares: feedlots se resisten a convalidar precios

Comentario General
El “reacomodamiento” de los valores de la hacienda y de la carne, palabra que utilizaron funcionarios nacionales confirma que la falta de oferta no fue el único factor que produjo el aumento, sino la inflación. Pero si, que “la falla estructural del stock ganadero”, sobre la cual analistas de este mercado vienen alertando comenzó a evidenciarse. Hoy los precios al mostrador se estarían asentando aunque es difícil predecir cómo se comportará el consumo cuando se haga notoria la falta de animales en la faena.De todas maneras muchos productores continúan liquidando animales para reducir la actividad o retirarse del negocio aprovechando estos valores. Tendrá que transcurrir la zafra de terneros para corroborar si habrá retención de hembras, y para que esto ocurra dependerá de que los precios de la invernada se mantengan.Otro reacomodamiento sustancial que produjo la disminución en la faena de los dos primeros meses de 2010, -que rondaría las 300 mil cabezas como mínimo a lo que se acostumbró el mercado durante el año pasado-, fue el precio del cuero que volvió al nivel anterior a la crisis inmobiliaria de Estados Unidos, superando el dólar por kilo y con vistas a reafirmarse más aún. El cuero es el subproducto de mayor incidencia en el valor del recupero y debería redundar en mejorar el margen de los abastecedores y bajar la presión en el mostrador.Invernada
Ayer, 4 de marzo, la firma Monsaterio Tattersal encerró 4200 animales de invernada y cría en Daireaux. Muy firme se remataron los terneros de más de 200 kilos entre $6,70 y $7,20 y terneros más livianos de 180 kilos entre $7,1 a $8,20 por kilo. Se vendieron 2300 machos y 1400 hembras con plazos de 30 a 60 días.El remate se contrapone a la tendencia que algunos operadores califican de bajista para los negocios particulares. Los animales de destete de buena calidad y estado mantienen valores de $6,8 y 7 pesos el kilo y se colocan con facilidad a $6,6 el kilo tanto machos como hembras con plazo de 30 días. Mientras que terneros de inferior calidad los compradores buscan conseguirlos entre los $6 a $6,3.
Un feedlot consultado ofrece por animales de 200 kilos, $5,8 la hembra y $6,2 el macho con plazo de 90 días, reconociendo que no cerró operación con esa condición.Cría
El precio de los vientres se mantiene firme en los valores de la semana pasada, la vaca nueva con cría se coloca a 1600 pesos lo que pisa y vaquillona general con garantía a 2600 pesos.
En cuanto a los arrendamientos de campos ganaderos están apareciendo campos ofrecidos que promedian los altos valores ocurridos con el boom agrícola frente a los estándares tradicionales. Si un campo de cría históricamente se arrendaba en 40 kilos por hectárea y con el boom agrícola se llego a colocar en 80 kilos y más, hoy se ofrecen entre 50 y 60 kilos por hectárea. También recabamos información de que se busca pagar kilos de carne por vaca instalada, ajustando lo más posible la capacidad receptiva del campo. Otra variable más en la negociación de los contratos es la amplia brecha entre los índices de novillo oficial y privados frente a los precios corrientes del gordo.Consumo
El volumen de dinero circulante en la distribución de la carne aumentó considerablemente en poco tiempo y puso a prueba a los abastecedores que tuvieron diferentes desempeños en zonas que convalidaron mejor que otras los aumentos. Muchos asumieron importantes pérdidas, en especial durante febrero. Con el comienzo de clases y ya asumidos los aumentos por parte del público esperan la estabilización de sus cuentas y sus márgenes.Con una baja que rondaría el peso en el kilo de la media res, algunas carnicerías bajaron los precios de los cortes baratos.
 
Por Diego Ignacio Casá

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *