8 de marzo de 2010 13:56 PM
Imprimir

Taiwán deberá esperar el jugo de uva

Por falta de materia prima, la bodega La Caroyense admitió que le resultará "complicado" cumplir con sus compromisos de exportación de jugo de uva a Taiwán.

La empresa había empezado a explorar con expectativas el mercado internacional y para este año tenía comprometido un embarque de dos contenedores de jugo de uva a ese país asiático, pero la mala vendimia puso en suspenso esa operación.
"Al jugo lo hacemos con uva frambua, que sólo se cosecha acá en la zona y es una de las afectadas por el clima", señaló Santiago Lauret, enólogo de esa empresa.

La Caroyense no tiene plantaciones propias, compra toda la materia prima en la zona y no trabaja con stock (ni de uvas, ni de vinos).

La merma en el volumen de la presente vendimia la obliga a comprar uvas en Mendoza o San Juan, pero el escenario cambia: aumentan los costos y, además, deberían hacer vinos distintos a los que ya están habituados.

En el caso de la bodega Nanini están un poco más aliviados, aunque igualmente tienen serios interrogantes a futuro.

"Disponemos un stock de reserva equivalente a la producción de un año, lo que nos permite un poco salir del paso ahora, pero si la situación se repite el año que viene, estamos fritos", señaló Alberto Nanini, quien volvió a insistir en la difícil situación de los productores. "Si no hay uvas en la zona, no habrá cómo producir vinos", completó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *