8 de marzo de 2010 13:56 PM
Imprimir

Laboulaye: sembrarán lotus para aportar alimentos a las abejas

Esta iniciativa es impulsada por la Provincia y apuesta a incentivar la actividad apícola, que sufrió una retracción por el avance de la soja. Además el ministro Gutiérrez anunció subsidio para los productores

Puntal Digital 08-03-2010 Esta iniciativa es impulsada por la Provincia y apuesta a incentivar la actividad apícola, que sufrió una retracción por el avance de la soja. Además el ministro Gutiérrez anunció subsidio para los productores

La­bou­la­ye.- Con el ob­je­ti­vo de in­cen­ti­var la pro­duc­ción apí­co­la, los pro­duc­to­res re­ci­bi­rán en po­co tiem­po más sub­si­dios y, ade­más, se co­men­za­rá a tra­ba­jar en un no­ve­do­so pro­yec­to cual es sem­brar lo­tus en ban­qui­nas y ca­mi­nos ve­ci­na­les con el fin de apor­tar­le una fuen­te de ali­men­tos a las abe­jas.

Con el avan­ce de la so­ja, la pro­duc­ción aplí­co­la co­men­zó una fran­ca re­trac­ción pro­duc­to de la fal­ta de sem­bra­díos que apor­ta­rán ali­men­tos a es­tos in­sec­tos. Es así que la apli­cul­tu­ra, que años atrás se ins­ta­ló en la re­gión co­mo una fuen­te al­ter­na­ti­va o com­ple­men­ta­ria de la ac­ti­vi­dad agro­pe­cua­ria, co­men­zó a su­frir di­fi­cul­ta­des.

En la úl­ti­ma vi­si­ta del ga­bi­ne­te pro­vin­cial -el pa­sa­do vier­nes- al sur cor­do­bés, el mi­nis­tro de Agri­cul­tu­ra y Ga­na­de­ría, Car­los Gu­tié­rrez anun­ció a los pro­duc­to­res de es­te sec­tor que re­ci­bi­rán sub­si­dios por col­me­na. En rea­li­dad el di­ne­ro de­be­rá ba­jar de la Na­ción, por lo que se es­pe­cu­la que en unos 20 días es­ta­ría dis­po­ni­ble pa­ra que la Pro­vin­cia los dis­tri­bu­ya en­tre los api­cul­to­res. Se des­co­no­ce aún cuán­to di­ne­ro se aig­na­rá por col­me­na, pe­ro los pro­duc­to­res se­ña­la­ron que ser­vi­rá pa­ra la pa­liar la si­tua­ción de un sec­tor que no tu­vo un buen año.

Las con­di­cio­nes cli­má­ti­cas hi­cie­ron que es­te año fue­ra des­fa­vo­ra­ble pa­ra la api­cul­tu­ra tan­to por la po­ca pro­duc­ción co­mo pa­ra la co­mer­cia­li­za­ción. Se tra­ta de una si­tua­ción que afec­ta a to­do el país. En el ca­so par­ti­cu­lar de nues­tro de­par­ta­men­to, el ti­tu­lar de la Agen­cia Zo­nal del Mi­nis­te­rio de Agri­cul­tu­ra sos­tu­vo que el año pa­sa­do la pro­duc­ción ha­bía si­do de 6 ki­los por col­me­na “ba­jí­si­ma, pe­ro es­te año se­rá me­nor to­da­vía”.

Fuen­te de ali­men­ta­ción

En es­te sen­ti­do, Gu­tié­rrez in­for­mó la pues­ta en mar­cha de un plan pi­lo­to pa­ra en­fren­tar los pro­ble­mas de ali­men­ta­ción de las abe­jas.

Pri­me­ro se rea­li­za­rá un re­le­va­mien­to de los apia­rios de la re­gión (se cree que en el Ro­que Sáenz Pe­ña hay más de 80 pro­duc­to­res apí­co­las), lue­go se iden­ti­fi­ca­rá las ban­qui­nas de ru­tas y ca­mi­nos que se en­cuen­tren en con­di­cio­nes pa­ra ser sem­bra­das por lo­tus que se­rá el ali­men­to de las abe­jas en flo­ra­ción.

Es­tas plan­tas tie­nen unas vis­to­sas flo­res que cre­cen en ra­mos de 3 a 10 jun­tas en el apex del ta­llo. Son nu­me­ro­sas las es­pe­cies de lo­tus que se co­no­cen, y mu­chas de ellas se cul­ti­van pa­ra fo­lla­jes

Ca­be aco­tar que en otras zo­nas los pro­duc­to­res lle­gan a com­prar bol­sas de azú­car pa­ra po­der dar­las co­mo ali­men­tos a las col­me­nas y ase­gu­rar -al me­nos- una mí­ni­ma pro­duc­ción de miel.

Por úl­ti­mo, se rea­li­za­rá la eva­lua­ción per­ti­nen­te pa­ra sa­ber si los re­sul­ta­dos son sa­tis­fac­to­rios. Lle­dó afir­ma que “los api­cul­to­res son op­ti­mis­tas”.

Una dé­ca­da atrás co­men­zó a di­fun­dir­se la api­cul­tu­ra en el sur cor­do­bés, co­mo pro­duc­cio­nes al­ter­na­ti­vas y con el fin de apro­ve­char al má­xi­mo los es­pa­cios dis­po­ni­bles en los cam­pos. Con el tiem­po se ge­ne­ró un po­lo pro­duc­ti­vo im­por­tan­te que, en mu­chos ca­sos has­ta lle­gó a ex­por­tar par­te de la pro­duc­ción.

En los úl­ti­mos años es­ta ac­ti­vi­dad co­men­zó a dis­mi­nuir de­bi­do a la di­fi­cul­tad que plan­tea la fal­ta de ali­men­tos pa­ra las abe­jas, su­ma­do ade­más a los in­cen­dios que en las zo­nas de sie­rras des­tru­ye­ron mi­les de col­me­nas y pos­te­rior­men­te las inun­da­cio­nes en el sur que tam­bién afec­ta­ron la pro­duc­ción.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *