14 de diciembre de 2012 10:41 AM
Imprimir

“Los problemas estructurales, sin solución”

Entrevista a Luis Miguel Etchevehere, presidente de la SRA. El presidente de la Sociedad Rural Argentina enumeró que no se resolvió el problema de la comercialización y que la política ganadera continúa cercenando las posibilidades de expansión del sector.

–¿Qué balance arroja este año para el sector? ¿Qué perspectiva económica y productiva avizora para el 2013?

–Recuerdo que, a principios de 2012, el ministro de Agricultura Norberto Yauhar nos recibió en el marco de una feroz sequía y prometió acelerar la firma de los decretos de emergencia agropecuaria, además de formar una mesa de diálogo entre la Mesa de Enlace y el Gobierno para tratar los temas que, desde la producción, vemos que están trabando el verdadero potencial del campo.

Hoy, frente a un escenario de inundaciones, todavía no se han firmado muchos de los decretos por sequía que había prometido el ministro de Agricultura, y no se conformó la mesa de diálogo prometida.

 

Los problemas estructurales del campo no se han solucionado: no se resolvió el problema de la comercialización del trigo, ni el del maíz, la política ganadera continúa cercenando las posibilidades de expansión del sector, los tamberos ven cómo el precio que reciben por la leche no cubre sus costos, no se resolvieron las urgencias de las economías regionales y se continúan implementando medidas que desalientan la producción.

–¿Cómo analiza las relaciones con el Gobierno nacional en el futuro cercano? A criterio de su entidad, ¿qué acciones deberá llevar adelante la Comisión de Enlace?

–Mientras el Gobierno siga empecinado en desconocer el inmenso potencial de oportunidades que tiene el campo para el conjunto de la sociedad, y siga entorpeciendo las vías que harían posible aprovecharlas, desde el campo no renunciamos a seguir trabajando para que se entienda la necesidad de desplegar ese potencial y de plasmarlo en una realidad concreta que signifique una mejor calidad de vida para los argentinos.

En ese sentido, estamos muy cómodos trabajando con nuestros colegas de la Comisión de Enlace aportando soluciones técnicas a los problemas de la producción.

–¿Qué medidas oficiales considera prioritarias para mejorar el desempeño del sector?

–Liberar las exportaciones, eliminar las retenciones al trigo, al maíz, a la carne y al girasol, liberar el funcionamiento de los mercados, realizar las obras de infraestructura necesarias para que podamos transportar eficientemente la producción, y para que los productores no deban asumir nuevamente el enorme costo del exceso de lluvias.

El campo hace su parte, realiza el 80 por ciento de sus inversiones en las localidades del interior, aportó entre 2003 y 2012 en concepto de retenciones 60 mil millones de dólares en un drenaje de fondos desde el interior al Gobierno central, que a pesar de las promesas no se ven plasmadas en infraestructura vial ni ferroviaria, no se transformaron en obras para mitigar el efecto de las inundaciones, ni en mejor salud, educación ni seguridad.

El campo aporta hoy el 36 por ciento del empleo de la Argentina y el 57 por ciento de las exportaciones. Falta que el Estado haga su parte en obras que morigeren el efecto de los desastres climáticos.

Falta una política de Estado que tome al campo como un verdadero motor de la economía y que genere un marco de estabilidad y confianza para que pueda desarrollar todo su potencial aprovechando las oportunidades mundiales y derivando bienestar a todo el país.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *