10 de noviembre de 2009 13:12 PM
Imprimir

Examen físico químico de orina

Volumen, color, aspecto, olor de la orina y el análisis mediante tira reactiva son los parámetros que conforman el exámen físico químico de la orina

El examen físico químico incluye el examen organoléptico y la tira reactiva.

Examen organoléptico
En el examen organoléptico se evalúan el volumen, el color, el aspecto y el olor de la orina: Volumen. Es un criterio importante para definir ciertas enfermedades (poliurias, oligurias, anurias) pero en veterinaria es difícil de evaluar si los animales no están bajo control. Color. Puede ser desde incolora hasta negra (figura 2). Estas variaciones pueden deberse a cambios patológicos y a veces son la razón por la que el veterinario envía la muestra al laboratorio.
En la práctica clínica, cuando vemos un color amarillo intenso en la orina de los animales y si al agitar la muestra produce espuma amarilla, se sospecha de bilirrubina.
El color amarillo en las orinas alcalinas puede deberse también a dietas con remolacha o zanahorias, presencia de vitamina A (las dos últimas solubles en éter).
Los caballos, mulos y asnos presentan una orina espesa y amarilla, lo que es normal.
Una de las causas más frecuentes del color anómalo de la orina es la presencia de sangre, los hematíes, que le confieren un color rojizo; la hemoglobina provoca una coloración pardo rojiza, la mioglobina color vino y la uroporfirina violeta/rojizo. Aspecto. La turbidez está provocada principalmente por la presencia de leucocitos, hematíes, células epiteliales y bacterias. El grado se expresa por cruces (turbidez ≥4 cruces significa presencia de pus).
Aparecen orinas muy espumosas en proteinurias o incluso coagulada cuando la concentración de proteínas es >10g/l.
Puede ser lechosa debido a lipuria o quiluria (se disuelve con el éter), o turbia blanquecina debida a hiperoxalurias. Olor. Si los animales están bien hidratados y sanos su orina es casi inodora. La orina tiene un olor sui géneris. En los herbívoros el olor es aromático; en los carnívoros huele a caldo de carne, pero en los perros es acre y picante y, en los gatos fuerte y repugnante.
El olor amoniacal indica procesos inflamatorios de las vías urinarias, si es pútrido revela destrucción de tejidos o bacteriuria; cuando están presentes los cuerpos cetónicos el olor es dulzón, y en casos de cetosis o diabetes hay olor a acetona o a cloroformo.
El olor también depende de la concentración, la dieta, la edad y ciertos estados hormonales.
Tira reactiva
Los resultados del urianálisis con la tira reactiva nos dan a conocer, al menos 10 parámetros. El laboratorio tiene que entregar al veterinario los valores de referencia admitidos para cada especie animal y las unidades en las que están expresados. Así mismo, debe reseñar con asterisco los valores alterados. Los valores de referencia para la glucosa, la bilirrubina, el urobilinógeno, los cuerpos cetónicos, los nitritos y leucocitos en todas las especies son 00, lo que sugiere que cualquier valor que aparezca tiene que ser interpretado (los valores "trazas" admisibles deben ser conocidos por el analista). El pH y la densidad son parámetros físicos específicos por especie animal.

Parámetro Resultado Valores de referencia Glucosa NORMAL [0-0] mg/dl Proteínas NEG [0-0] mg/dl Bilirrubina NEG [0-0] mg/dl Urobilinógeno NORMAL [0-0] mg/dl pH 5,5(*) [7,4-8,4 ] log [H+] (*) Densidad 1,030 [1,025-1,035] kg/l Hematíes NEG [0-0] mg/dl Cuerpos cetónicos NEG [0-0] mg/dl Nitritos NEG [0-0] mg/dl Leucocitos NEG [0-0] Leu/microlitro
Ejemplo de urianálisis mediante la tira reactiva en un bovino adulto.

Parámetro Resultado Valores de referencia Glucosa NORMAL [0-0] mg/dl Proteínas 15 (*) [0-0] mg/dl (*)Bilirrubina NEG [0-1+ = 0,025 ] mg/dl UrobilinógenoNORMAL [0-1+] mg/dl pH6,0 [5-7,5] log[H+] Densidad1,025[1,016-1,060] kg/lHematíes1(***) [0-0] mg/dl (*) Cuerpos cetónicosNEG [0-0] mg/dl Nitritos NEG [0-0] mg/dl Leucocitos NEG [0-0] Leu/microlitro
Ejemplo de urianálisis mediante la tira reactiva en un perro.Glucosa. La glucosa es el único hidrato de carbono que podemos evaluar con la tira reactiva con una sensibilidad de detección de 20-50 mg/dl. La glucosuria permanente, siempre es patológica. Aparece en la orina cuando los niveles sanguíneos superan el umbral renal, como en la diabetes mellitus u otros estados hiperglucémicos o cuando disminuye la reabsorción tubular (tubulopatía proximal). La encontramos en la nefrosis tubular con ausencia de cetosis, en tubulopatías renales tóxicas (por plomo, mercurio), en la nefropatía inflamatoria (glomerulonefritis aguda y nefrosis), así como en ciertas infecciones tales como la asociada a Clostridium perfringens tipo D.
La glucosa se metaboliza en pocas horas en orinas que contienen bacterias, y se pueden obtener falsos negativos en orinas con pH bajos y con fuertes cetonurias. Los animales domésticos pueden tener glucosurias transitorias ante el estrés o después de algunos medicamentos, como por ejemplo en anestesias en gatos y perros. Proteínas. La tira reactiva detecta albuminuria, un marcador precoz de enfermedad glomerular (1+ =100; 2+ = 200; 3+ = >200 – 1000; 4+> 1000 mg/dl). Con frecuencia, la proteinuria es la primera y la única anomalía observable en animales con enfermedad renal, pero antes de hacer un diagnóstico de enfermedad renal, debe descartarse la hemoglobinuria, la mioglobinuria, la hematuria y la bacteriuria. La proteinuria es renal si aparecen cilindros en el sedimento y suele asociarse con hematuria macroscópica o microhematuria. La proteinuria aislada y persistente asintomática también indica enfermedad renal. La proteinuria funcional transitoria puede encontrarse en animales con fiebre alta o tras convulsiones, estrés, temperaturas extremas, ejercicio físico, etc. y rara vez tiene importancia clínica (valores trazas < 100 mg/dl). Bilirrubina. La sensibilidad de reacción de la tira es de 0,02 -0,1 mg/dl. Su presencia en la orina implica un aumento de la bilirrubina directa sérica y excluye la hemólisis como causa. A menudo precede a una ictericia clínica. Puede producirse con o sin ictericia o en el estadio precoz de la hepatitis. En perros y gatos puede aparecer y se acepta un valor de bilirrubinuria 1+ = 0,025 mg/dl en animales sanos. En los bovinos, el test de bilirrubina en orina sólo da positivo cuando la concentración es muy alta, porque la concentración de bilirrubina en sangre y orina es menor que en otras especies: por tanto, resultados negativos no excluyen enfermedades hepáticas o de las vías biliares, igual sucede en los cerdos. Hablamos de ictericia hepática en perros, gatos, rumiantes y cerdos cuando los valores son bilirrubinuria 2+ y urobilinógeno 2+. La ictericia prehepática u obstructiva en caballos muestra valores de bilirrubinuria 2+ y urobilinuria 0-0. Urobilinógeno. La sensibilidad de la tira reactiva para este parámetro es de 0,5 mg/dl. El urobilinógeno se forma en el intestino grueso, por reducción bacteriana de la bilirrubina que proviene de la excreción biliar. En condiciones normales, sólo una pequeña parte del urobilinógeno es eliminado por vía renal. La tira es positiva en la hemólisis aumentada, ictericia hemolítica, hemorragia hística, lesión parenquimatosa hepática, colangitis, resolución de grandes hematomas o grandes infartos hemorrágicos. La ausencia de urobilinógeno con bilirrubina positiva, sugiere obstrucción completa del sistema biliar extra hepático porque la bilirrubina no llega al intestino y no se detecta urobilinógeno en la orina o las heces (presencia de stercobilina, un pigmento de color marrón), o daño de la flora intestinal por sobredosis de antibióticos. Puede aparecer reacción positiva 1+ en caballos y perros sanos y en orina con pH alto. Los vacunos y cerdos eliminan mayoritariamente en la orina un metabolito no reactivo y tienen niveles muy bajos de urobilinógeno. pH. Es la concentración iónica no tamponada de la orina. El valor del pH de la orina normal de los carnívoros y omnívoros es neutro a ligeramente bajo, mientras que los herbívoros lo tienen discretamente alto. El pH se afecta por numerosas variables, incluida la dieta. La orina tiene pH alto cuando están presentes gérmenes que descomponen la urea, en la alcalosis respiratoria, alcalosis metabólica. La orina tiene pH bajo en: acidosis metabólica, medicación acidificante (cloruro de amonio), diarreas graves, insuficiencia respiratoria, enfisema. Para que el pH tenga valor diagnóstico, es necesario conocer la situación clínica del animal. Densidad. Es una medida del peso de los solutos en agua. Una orina con densidad de 1,01 kg/l es 1% más pesada que el agua. Su valor está relacionado con el grado de hidratación del animal. La medida de la concentración urinaria nos proporciona información de la capacidad de los riñones para responder adecuadamente a las variaciones en la homeostasis hídrica. Para este indicador se necesitan los valores de referencia para cada especie y en los rumiantes lo más adecuado es evaluarlo mediante refractometría. Si la orina es isotenúrica (≤1008–1012 kg/l) deberá descartarse la presencia de enfermedad renal indicando exámenes complementarios de urea y creatinina en sangre. La densidad puede estar aumentada cuando hay proteinuria o glucosuria. Los animales terrestres tienen una concentración urinaria fisiológica muy superior a la osmolaridad del plasma, pueden excretar orinas diluidas o concentradas, en función de sus necesidades. Hematíes de la tira reactiva. Cuando la tira es positiva se denomina hematuria macroscópica. La orina centrifugada muestra hematíes en el fondo del tubo si existe sangre. Si el hematocrito es <1% indica pérdida hemática leve, la pérdida de sangre provoca anemia sólo cuando es masiva. La presencia de hematuria con anemia sugiere insuficiencia renal o enfermedad sistémica.
La hematuria al principio de la micción significa afección uretral, si es al final indica hemorragia a nivel de vejiga, si es en todo el transcurso de la micción se interpreta como daño a nivel renal. La hematuria con piuria sin bacteriuria puede aparecer en la tuberculosis renal, nefropatías por IgA, nefritis intersticial, infarto renal, enfermedad quística, cálculos, cuerpos extraños, neoplasias. Orinas muy concentradas o muy diluidas pueden ser la causa de la lisis de los hematíes y la hemoglobinuria. Nitritos. Se producen por el hipercatabolismo proteico o lisis celular. Un resultado positivo nos indica la presencia en la orina de bacterias que reducen nitratos a nitritos, aunque no todas las orinas de los animales contienen una cantidad suficiente de nitratos reducibles, lo que puede dar lugar a falsos negativos, de igual forma que cuando la infección se debe a la presencia de gérmenes no formadores de nitritos. Los nitritos positivos acompañado de orina turbia y olor fétido nos orientan la infección con bacterias reductoras. Cuerpos cetónicos. La cetonuria aparece como consecuencia del metabolismo de los hidratos de carbono hacia el de las grasas. Los cuerpos cetónicos eliminados en la orina después de la degradación de los ácidos grasos son: el beta-hidroxibutirato (79%), ácido acetoacético (20%) y la acetona (1%). La tira reactiva no puede detectar el beta-hidroxibutirato. Reacciones positivas aparecen en: cetosis de la vaca lechera, lipidosis hepática en perros, toxemia de gestación en ovejas, cetonurias de vacas gordas y gestación gemelar. La detección de cetoacidosis se utiliza también en el diagnóstico de la diabetes cuando no se dispone de sangre. La cetonuria es fisiológica en vacas lecheras lactantes y en ayunos prolongados y pueden ser falsos positivos con fiebre alta y anorexia. El diagnóstico de cetosis manifiesta se confirma con la determinación de cuerpos cetónicos en la leche recién ordeñada. Leucocitos de la tira reactiva. Nos indica la presencia de la enzima esterasa leucocitaria, (básicamente neutrófilos). Resultados positivos aparecen en procesos inflamatorios posiblemente de origen bacteriano.

Figura 3. La lectura de la tira reactiva debe realizarse con un lector electrónico para evitar la subjetividad en el resultado analítico. La tira reactiva y el lector deben estar validados para el servicio veterinario

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *