10 de marzo de 2010 07:43 AM
Imprimir

Defensa europea de los transgénicos

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, ha defendido hoy en el Parlamento Europeo (PE) la aprobación de transgénicos "si no hay datos científicos en contra", en una enérgica respuesta a las críticas del grupo Los Verdes

Barroso ha contestado así a una pregunta de la alemana Rebecca Harms (Los Verdes) sobre la reciente decisión de la CE para autorizar el cultivo de la patata genéticamente modificada "Amflora" y la posibilidad de que se permitan nuevas variedades de transgénicos, como por ejemplo de maíz.

El permiso para dicha patata ha sido muy polémico porque desde 1998 es la primera vez que la CE aprueba la siembra de un nuevo Organismo Genéticamente Modificado (OGM), ya que en los últimos 12 años sólo se han autorizado la comercialización, importación y el procesado de nuevos transgénicos, pero no su cultivo.

Barroso ha reaccionado airado a los argumentos de Harms, quien ha hablado de los "riesgos" de contaminación de la citada patata y por su resistencia a los antibióticos, mientras los eurodiputados del Grupo Los Verdes -entre ellos el español Raül Romeva- han levantado pancartas con el lema "Por una Europa sin OGM".

"Tienen una posición muy fuerte en contra de cualquier OGM, están en su derecho; yo no tengo prejuicios ni a favor ni en contra, sino que depende de la opinión que me den los expertos de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA)", ha manifestado Barroso.

El presidente de la CE ha señalado que el Ejecutivo comunitario decide sobre los transgénicos basándose en los informes independientes que reciben.

Ha remarcado que en el caso de que no haya evidencias de que un OGM presente riesgos para la salud pública o el medioambiente y si no hay nada que lo impida científicamente "la CE está obligada a aceptarlos".

En ese sentido, ha señalado que así lo dictamina la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Por otro lado, la CE ha aprobado unilateralmente los nuevos transgénicos desde que en 2004 acabó la moratoria contra estos productos, porque entre los países comunitarios nunca ha habido mayoría ni a favor ni en contra de dichos expedientes.

"No veo por qué los comisarios tienen que discutir ideológicamente ahora lo que tienen que hacer en cada caso (de OGM)", ha subrayado Barroso

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *