12 de marzo de 2010 11:59 AM
Imprimir

Avanza la cosecha de maíz

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Norte de Buenos Aires y Sur de Santa Fe, sobre la base de los precios proyectados a cosecha 2009/2010. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio, y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

La cosecha de maíz se inició en la zona, con buenos rindes en general. Las lluvias, si bien excesivas, favorecieron un buen desarrollo de los cultivos y una adecuada floración.

Las zonas de campos tendidos, de escurrimiento lento, son los que presentan menor rinde en promedio, puesto que sufrieron encharcamientos temporarios en los meses de noviembre y diciembre por exceso de lluvias, lo que llevó a pérdidas en parte de la superficie sembrada. En campos con tecnología de punta en estas zonas, el rinde promedia 95 qq/ha. En campos de relieve más quebrado, donde el agua pudo escurrir sin problemas, los rindes están en el orden de 100 a 110 qq/ha.

La soja de 1ª, sembrada en fecha óptima, se encuentra finalizando la etapa de llenado de grano. Por el exceso de lluvias mencionado, parte de la soja de 1ª fue sembrada más tarde, con lo cual hay dispersión en cuanto al estado de madurez de los cultivos, con lotes sembrados en el mes de enero, junto con la soja de 2ª.

Los resultados proyectados del cuadro adjunto muestran números muy ajustados para el maíz en campo propio, y quebrantos para el maíz en campo arrendado.

En este caso, el rinde de indiferencia para cubrir costos totales es de 100 qq/ha. Los quebrantos del trigo condicionan el resultado del tándem trigo-soja 2ª. La soja de 1ª presenta las mejores proyecciones. En campo arrendado, el rinde de indiferencia para cubrir costos totales es de 35 qq/ha.

Si bien los rindes apuntan a ser altos, los productores vienen de una campaña con quebrantos por la sequía. La mayoría presenta deudas por insumos a pagar a cosecha. En el caso de quienes siembran en campo arrendado, una parte o todo el precio de arriendo se cerró a pagar con la cosecha. Son pocos los campos que se arrendaron con pago por adelantado.

De cara a la próxima campaña, los buenos rindes de la campaña que termina resultarán alcistas para los valores de arriendo. Pero las deudas de arrastre comentadas ponen un límite a las alzas, y al retorno a los pagos en quintales fijos por adelantado, que se negociarán sólo en los campos de mayor potencial.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *