12 de marzo de 2010 12:21 PM
Imprimir

El destete más esperado

Infocampo 12-03-2010 La zafra 2010, si bien presenta una disminución en el número de terneros producidos es una buena oportunidad para que los criadores, de la mano de los mejores precios en los últimos tres años, recuperen el tiempo perdido. En el ítem precios, tanto en la presente zafra como en la pasada, la dinámica se caracterizó por un brusco incremento de los valores.

Mientras que en 2009 la invernada cotizaba $2,70-2,80 y luego se vendió en una franja de $3-3,40, este año los valores promedio treparon de $4 a $7.

En este punto, el consultor Diego Casá señaló algunas diferencias. Mientras que en 2009 había una mayor presencia de los feedlots en los remates feria y poca presencia del invernador tradicional, esta situación dio un giro de 180º. “Hay un cambio total en la demanda de los terneros. Hasta el año pasado, el feedlot estaba presente. Con menos invernada, los engordadores pagan poco, ofrecen $6 a 90 días”, estimó.

En este escenario, el invernador busca redoblar la apuesta. “Si bien dispone de más superficie y cuenta con menos cabezas, en estos días el productor puede jugarse a retener hacienda”, explicó.

De todos modos, y si bien se percibe un leve incremento en la retención de hembras, el analista destacó que es temprano para afirmar que este proceso se sostendrá en el tiempo: "En esta época, el productor siempre busca guardar algunos vientres. Esto se puede analizar a partir de que finalice la zafra de terneros”.

La evolución del precio de la invernada depende de múltiples factores. Según destacó Casá, los establecimientos de engorde a corral apuntarán a deprimir el precio de la invernada: “Buscarán no volcar los subsidios y la buena relación que tiene en el engorde de maíz, para no pagar de más por la hacienda”.

Pero los elementos de la ecuación variaron con respecto a la zafra anterior. Además de una notoria escasez de bovinos, los productores –con menor carga en sus lotes y mayor disponibilidad de pastoabordarán una estrategia de engorde o recría a campo.

Y con terneros de $7 y novillitos o vaquillonas comercializadas a $6, todo indica que retendrán hacienda, para venderla con mayor peso. “El precio de la invernada no bajará de los valores actuales, si hay alguna tendencia será a la suba.

En relación a la dinámica de las ventas durante los primeros meses de 2009, el analista explicó que en el mercado de ventas particulares las operaciones fueron tranquilas, y tanto los feedloteros como los invernadores fueron muy cautos a la hora de comprar.

La contracara fueron los remates, en donde la invernada alcanzó a finales de febrero y principio de marzo precios de hasta $9.

En cuanto a la operatoria que se puede ver en los remates, mientras en la zafra 2009 los plazos de venta para invernada eran de 90 a 120 días, en la actualidad no supera los 30 días.

Para el analista Gustavo Mandagarán, uno de los puntos destacables de esta zafra es el estado corporal de la hacienda que se puede ver en los corrales. “En promedio, el ternero está pesando unos 20-30 kg más con respecto a 2009", destacó.

En la visión del analista, esta zafra se caracteriza por una menor cantidad de animales, pero con un mejor estado corporal con respecto al ciclo pasado.

Destacó que en todos los remates feria se ven menos rodeos, pero de óptima calidad. Y en este punto, agregó, que mientras que en la pasada zafra se comercializaban porcentajes similares de machos y hembras, en 2010 la proporción sufrió variaciones: “La ecuación de hoy de 65% machos y el resto hembras”.

En cuanto al precio de la invernada, Mandagarán estimó que tras los valores de $8 que se pagaron entre febrero y marzo, la hacienda comienza a encontrar su lugar. “No hay una meseta todavía, pero hay un indicio de que empieza a surgir un número de $6,50 6,60, cifra que empieza a repetirse en machos y hembras de hasta 200 kilos”, sostuvo.

En relación a los parámetros productivos de esta campaña, el médico veterinario Guillermo Cledou, de Biogénesis Bagó, estimó que la presente zafra de terneros será menor, con respecto de 2009, por una caída en el número de vientres, y menores índices de preñez, originados por la sequía al momento de los servicios.

“Los porcentajes de preñez que hemos visto no son los mejores, el promedio se ubicará entre un 75 y 80%”, remarcó. Según un análisis de Daniel Rearte, del Inta Balcarce, en la presente campaña la producción de terneros sería de 11,5 millones de ejemplares, que reflejan una merma productiva 2,7 a 3 millones de cabezas.

En relación al stock nacional bovino, el profesional explicó que a nivel país el rodeo alcanza las 51 M de cabezas. “En el período 07-10, la reducción del stock nacional promedió el 12%, con un marcado descenso en la zona árida, que alcanzó el 22%”.

En la zona pampeana, esta cifra alcanzó el 16%, y en el NEA del 6%.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *