12 de marzo de 2010 13:00 PM
Imprimir

Aporte universitario para una mejor calidad de la miel

Las médicas veterinarias Paula Melegatti y Natalia Pereyra están a cargo del flamante Laboratorio de Sanidad Apícola que desde comienzos de este mes empezó a analizar muestras de miel con el propósito de mejorar la sanidad de las colmenas y, por consiguiente, la calidad del producto extraído.

Así lo comentó a la doctora Melegatti, quien explicó que están realizando análisis para detectar las tres principales enfermedades de las colmenas en la región: nosemosis, loque americana y varroasis.

Dijo la profesional que el laboratorio funciona en el marco del Programa para el Desarrollo Apícola que depende de la Secretaría de Extensión y Desarrollo de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), y que el servicio se logró a través de la presentación de un Proyecto Federal de Innovación Productiva ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación. Se recibió un subsidio para la construcción del laboratorio y el equipamiento requerido por el Senasa para el análisis de las enfermedades apícolas mencionadas, además de capacitar a ambas profesionales y apoyar la realización de cursos sobre extracción de muestras para productores.
Mencionó Melegatti que el proyecto prevé que durante este año el servicio de capacitación en toma de muestras y los análisis, sean totalmente gratuitos para los apicultores.

Los productores interesados en determinar la sanidad de sus colmenas deben concurrir al laboratorio ubicado en el campo experimental de la Facultad de Agronomía y Veterinaria, al otro lado de la ruta 8, frente a la entrada principal del campus universitario. Si no pueden hacerlo telefónicamente al 0358 – 4676361, o al correo electrónico apicultura@rec.unrc.edu.ar. “También pueden ingresar a la página web de la Secretaría de Extensión, que es www.seyd.unrc.edu.ar, están todas las indicaciones sobre cómo tomar una muestra, las planillas que hay que llenar y los datos para comunicarse con nosotros”, afirmó, para añadir que es muy importante que se consignen todos los datos requeridos en las planillas, ya que en el caso de la nosemosis –una enfermedad difícil de diagnosticar a campo- le solicitamos al productor que indique dónde está ubicado el apiario, en qué condiciones se encuentra, la floración circundante, el estado del clima durante la toma de muestras, cómo están las colmenas en cuanto a población y cantidad de crías, “que son datos que ayudan a correlacionar lo que se ve en el microscopio con el estado de la colmena de donde se sacó la muestra. Y de esa manera podemos dar un diagnóstico particular sobre la situación de ese apiario en ese momento”.

Se refirió también la doctora Melegatti a la situación angustiante que viven los apicultores por el avance de la frontera agrícola en el sur de Córdoba, el excesivo uso de los agroquímicos, no sólo de insecticidas sino también de algunos herbicidas que también afectan a las abejas porque eliminan cardos y mostacillas, con las que éstas pueden producir miel. “Así, las abejas se ven sometidas a una situación de estrés que las obliga a consumir alimento de baja calidad y esto repercute directamente en el estado sanitario de la colmena”.

En cuanto a la situación de crisis que vive la apicultura, fundamentalmente por el avance de la soja, comentó que en un censo que realizaron en 2008 para este proyecto se demostró la desaparición de dos tercios de los apicultores inscriptos en el RENAPA (Registro Nacional de Productores Apícolas), que en su gran mayoría tenían más de 15 años en el rubro. Sobre 650 productores que había en la región sólo quedaron 214 que –puntualizó- son emprendimientos que tienen en la miel su sustento principal. “Y son los que están más comprometidos en este momento. La apicultura es para ellos una pasión y se les hace muy difícil dejarla”, enfatizó.

Ante esta situación, manifestó que el servicio que brindan no está dirigido solamente a los apicultores de la zona de Río Cuarto, sino también a otros lugares de Córdoba y de otras provincias, quienes sólo deben enviar las muestras con la información requerida en las planillas que pueden bajar por Internet.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *